Abastecimiento y suministro

Nuestros productos son actualmente fabricados por fábricas de proveedores ubicadas en China, India, Indonesia, Italia, Tailandia, Turquía, Reino Unido y Vietnam. Estos proveedores son importantes para nuestra empresa y elegimos a nuestros socios con cuidado.


Exigimos a todos nuestros proveedores, independientemente de dónde tengan su base, que ofrezcan un lugar de trabajo seguro y que cumplan con los más elevados estándares en áreas como los derechos humanos, las prácticas laborales y el medio ambiente. Nuestro compromiso con el comercio ético está completamente integrado en nuestro proceso de abastecimiento, junto con criterios como la calidad y la fiabilidad. Buscamos proveedores que sean francos a la hora de mostrar cómo trabajan y que quieran dialogar con nosotros.


Informamos a los proveedores de nuestros estándares y, si hicieran falta mejoras, trabajamos con ellos para conseguirlas. Al trabajar conjuntamente, pretendemos crear un cambio significativo y duradero que beneficie a los trabajadores de las fábricas.

Comercio ético

Nuestro Código de Conducta establece los principios que esperamos de nuestros proveedores con el fin de garantizar entornos laborales seguros y justos. Está sacado a partir de las normas internacionales, entre las que se incluyen los convenios de la Organización Internacional del Trabajo. Nuestro Código está disponible en los ocho idiomas de nuestros proveedores (Inglés, chino, Gujarati, indonesio, italiano, tailandés, turco y vietnamita). Sus principios fundamentales incluyen:


  • Que se paguen los sueldos mínimos
  • Que las horas de trabajo no sean excesivas
  • Que las condiciones laborales sean seguras e higiénicas
  • La no utilización de mano de obra infantil
  • La elección libre del empleo
  • Que no se practique discriminación alguna
  • Que los trabajadores no sean tratados de forma severa o inhumana
  • Que se respeten la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva
  • Que se provea un empleo de manera regular


Todos los nuevos proveedores deben cumplir los estándares básicos descritos en nuestro Código de Conducta antes de que trabajemos con ellos. Nos reunimos con cualquier nuevo proveedor potencial para hablar sobre nuestras exigencias sobre comercio justo y encargamos a otras empresas independientes que lleven a cabo auditorías, con el fin de comprobar si cumplen con nuestro Código. Sólo después de que se hayan completado estas comprobaciones, se muestre una total transparencia y el proveedor haya mostrado un verdadero compromiso hacia el comercio justo, aceptaremos establecer una relación comercial.


También visitamos y auditamos proveedores clave "Tier 2". Estas empresas suministran componentes y materiales a las fábricas, tales como caucho natural, botones metálicos, forros de cuero e hilo.


Somos miembros de la Fair Factories Clearinghouse, una iniciativa que permite a diferentes marcas trabajar conjuntamente para mejorar las prácticas de la cadena de suministro. Colaboramos con otros miembros que utilizan las mismas fábricas que Hunter, compartiendo informes de visitas y resultados de auditorías. Al trabajar juntos de esta manera, podemos apoyar las mejoras en las condiciones de trabajo al mismo tiempo que reducimos la carga sobre los proveedores, evitando múltiples auditorías en las mismas fábricas.


Una mejora continua

Trabajamos con fábricas de manera regular para ayudarles a que desarrollen y mejoren sus condiciones de trabajo y sus estándares éticos. Identificamos cualquier problema a través de nuestros procesos de auditoría y respaldamos a la fábrica para que haga mejoras.


Nuestro equipo apoya a los proveedores, respondiendo cualquier pregunta que surja sobre asuntos específicos y proporcionándoles ejemplos de buenas prácticas y proveedores que pueden utilizar para ayudarles a mejorar. Organizamos talleres y sesiones de formación personalizadas para los proveedores, conducidas por expertos del país, y juntamos las fábricas en nuestras conferencias de proveedores, dándoles la oportunidad de compartir sus propias experiencias. Estamos en contacto permanente con las fábricas de proveedores, que deben facilitar información actualizada sobre sus progresos con regularidad. Dichos progresos se comprueban gracias a las visitas que realiza regularmente Hunter a las fábricas y a las auditorías de seguimiento.


Los resultados de las auditorías se comparten con nuestros equipos de desarrollo de producto y de suministros, a quienes se les proporciona información actualizada de manera regular sobre los progresos de las fábricas con las que trabajan y sobre cualquier asunto de relevancia. Estos miembros de los equipos respaldan el programa de comercio justo, animando a los proveedores a realizar mejoras y controlándolas durante sus visitas a las fábricas. Al asegurarnos de que todos nuestros equipos están informados e implicados en la implementación de nuestros estándares de comercio justo, alcanzamos mejores resultados y demostramos a los proveedores la importancia que le damos al respeto hacia los trabajadores en nuestra cadena de suministro.

Caso de estudio


Caso de estudio: ayuda a los trabajadores de una fábrica a proteger su salud

Caso de estudio: ayuda a los trabajadores de una fábrica a proteger su salud

El equipo de protección individual (EPI), como máscaras, guantes y prendas de protección, juega un papel vital en la protección de la salud y del bienestar de los trabajadores de las fábricas. A pesar de su importancia, los trabajadores no siempre saben cómo utilizar este equipo correctamente y es posible que no sean conscientes de los riesgos que acarrea no hacerlo. Esto supone un desafío en la industria manufacturera y uno de los problemas más comunes que se identifican en las auditorías de las fábricas.


Con el fin de ayudar a abordar este problema, hemos iniciado un proyecto con nuestros proveedores de calzado de goma en China para asegurarnos de que todos sus trabajadores estaban utilizando el EPI de la forma correcta. El proyecto se puso en marcha con una sesión de formación básica para todos los trabajadores en ambas fábricas, más de 1200 personas. Los propietarios de la fábrica, el Director de Responsabilidad Social Corporativa de Hunter y un experto chino de seguridad y salud se dirigieron a los trabajadores, explicándoles las políticas de la fábrica sobre el uso del EPI, los riesgos que conllevaba para la salud no llevar el EPI y la forma correcta de utilizar el equipo. Esta charla incluyó la identificación de las diferentes máscaras protectoras para los distintos tipos de trabajo en la fábrica y se les informó de cómo funciona cada máscara con el fin de protegerles frente a diversos riesgos.


El siguiente paso fue realizar un inventario exhaustivo del EPI utilizado en cada sección de las fábricas. Esto hizo tener en cuanta cuánta gente trabaja en cada sección, a qué riesgos se exponen, con qué frecuencia su salud está controlada por un médico y qué formación han recibido sobre el EPI. También revisamos los resultados de las pruebas de control de la calidad del aire. Utilizando estos resultados del inventario y de las pruebas y con la ayuda de un experto en seguridad y salud laboral, ayudamos a las fábricas a seleccionar el EPI adecuado para cada sección de ésta.


Los supervisores de la fábrica juegan un papel importante en asegurarse de que los trabajadores utilizan el EPI adecuado cada día. Organizamos una sesión, "formar al formador", para directivos, así como para un grupo escogido de empleados. Las sesiones trataron los riesgos específicos en su fábrica, centrándose en el equipo que usaban y cómo funcionaba. Esto incluyó detalles que algunas veces se pasan por alto, como la manera de almacenarlos correctamente y con qué frecuencia hay que sustituirlos.


También orientamos a los trabajadores y directivos sobre cómo comunicar estos temas de manera eficaz a los trabajadores de la fábrica, que pueden infravalorar la importancia del EPI. Entre las aptitudes y habilidades que adquirieron se incluía hablar en público, presentar, utilizar ayuda visual y atender las preguntas de los trabajadores. A continuación, los supervisores pusieron en práctica estas habilidades, llevando a cabo sesiones de formación para grupos pequeños sobre salud, seguridad y EPI. Estas sesiones ya han llegado al 100% de los trabajadores de ambas fábricas.


Apoyo a la comunidad en nuestra cadena de suministro

Hunter organiza proyectos para beneficiar a las comunidades que forman parte de nuestra cadena de suministro.


En Indonesia, por ejemplo, trabajamos con un proveedor con el que llevamos largo tiempo para hacer mejoras en una escuela de educación primaria local. Tras solicitar la aprobación del gobierno, pudimos financiar la construcción de nuevos aseos con un nuevo sistema de aguas residuales, instalar una nueva puerta de seguridad y arreglar pupitres y sillas rotas, así como comprar mobiliario nuevo. Seguimos mostrando nuestro apoyo a la escuela realizando visitas con regularidad por parte de empleados de Hunter, los cuales pasan tiempo leyendo con los estudiantes, enseñándoles lecciones de arte y apoyándoles en sus estudios.


En China, organizamos clases de formación de habilidades, abiertas a todos los trabajadores en una de las fábricas de nuestro proveedor principal. Las clases trataron asuntos relacionados con todos los aspectos de sus vidas, desde la seguridad en el lugar de trabajo hasta el bienestar emocional y psicológico, incluyendo la gestión del estrés, cómo ocuparse de conflictos en el hogar y habilidades de comunicación.


UK Modern Slavery Act

Please click here to view Hunter’s Statement of Compliance with the UK Modern Slavery Act 2015

Ley de Transparencia en las cadenas de suministro de California

Haga clic aquí to view Hunter’s Statement of Compliance with US Senate Bill 657 (California Transparency in Supply Chains Act) para ver la Declaración de Cumplimiento de Hunter del Proyecto del Ley del Senado de EE.UU. n.º 657 (Ley de Transparencia en las cadenas de suministro de California).